Camila y el legado

Con la victoria en el Grade 1 Asunción Bowl, la paraguaya Camila Giangreco fue profeta en su tierra y consiguió su mejor triunfo en juveniles. Además, capturó por primera vez el número uno latinoamericano en esa categoría. De esta forma, su nombre se suma a los de Verónica Cepede, Rossana de Los Ríos (última de sus compatriotas con un match ganado en un WTA, Portoroz 2010) y Montserrat González dentro de un legado especial.

El denominador común en cuestión: todas han sido, en algún momento, líderes juniors en la región. Lo cual representa en sí, para el tenis guaraní,  una tradición confirmada que da para soñar con más logros importantes de hacia el futuro.

Giangreco, desde hoy 22ª en el ranking mundial ITF sub 18, viene teniendo una temporada estelar. En suelo paraguayo, consiguió su tercera corona COSAT consecutiva, luego de sus triunfos en la Copa Milo (Chile) y Argentina Cup, ambos G2.

El liderazgo de la chica de 16 años exhibe estadísticas sobresalientes. Invicta en los últimos 15 encuentros y apenas cediendo 3 sets en todo el recorrido, los pronósticos de cara a la parte final de la gira sudamericana, donde se vienen los torneos decisivos, son más que alentadores. Como también la clasificación confirmadísima a los cuadros principales de los Grand Slams junior.

Desde septiembre pasado, cuando ingresó al ranking profesional en los 10K de Argentina, la paraguaya viene en un ascenso sin escalas. Así, cerró 2012 con un título pro en el future de Luque, posicionándose entre las mejores de la camada 96 en el listado WTA.

No conforme con ese gran primer salto cualitativo, empezó 2013 con todo. A partir de la Copa Gatorade, donde alcanzó su primera definición, el ascenso de nivel se reflejó enseguida. Hasta la fecha, desde el 229º lugar que mostraba a principios de enero, ha mejorado por más de 200 escalones su posición inicial  Números aparte, los techos no parecen estar en su camino inmediato.

Así define, en diálogo con Le Tenisse, el por qué: “Tenés que sacrificarte mucho, pero vale la pena porque vas a terminar siendo alguien. Todo depende de proponerse algo y cumplirlo”.

Giangreco comenzó su aventura tenística a los 6 años en el Asunción Tenis Club bajo la guía de Lorenzo González. Primero como una actividad sugerida por su mamá para mantenerla ocupada, Cami le fue tomando el gusto al deporte blanco y su interés no cesó de crecer.

Desde principios del año pasado en el club Las Tacuaras, fue Alfredo de Brix, capitán del team paraguayo de Copa Fed y mentor de Cepede, el encargado de llevar sus potenciales al próximo paso. No menos relevante es el apoyo de las autoridades deportivas paraguayas, claves para financiar sus viajes a los certámenes.

 

En ese contexto,  Camila aspira ser una nueva protectora de la herencia que el tenis femenino de su tierra ha sabido recuperar gracias al trabajo conjunto de varios actores. Entre ellos, su grano de arena es esencial para hacer de un proyecto serio y respaldado, una concreción posible.

“Roland Garros, ése es el torneo que me encantaría llegar”, decía esta ávida lectora de la saga “Crepúsculo” en el Women´s Circuit de Highland Park, poco antes de arrancar con esta seguidilla de resultados impecables.  Hoy, Paris y el resto del mundo la esperan.

Texto y fotos por Sebastián Capristo

DATOS AL PASO

3 títulos y 1 final en ITF S18,  su cosecha esta temporada.

Es 608ª (singles) en la WTA.

Perfil ITF de Giangreco.

Cobertura de su entrada al ranking WTA para D10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s