En otra zona

No es demasiado frecuente en estos tiempos de dominio añejo en el tenis ver una cara fresca entre los usuales protagonistas, o al menos, los acostumbrados actores de reparto. Por lo que cuando una aparece es inevitable preguntarse por qué . Y de inmediato, por qué ahora, y no antes.

Olivo (3)

Vasta parte de esas posibles elucubraciones recaerían en que la hegemonía de players empieza a ceder por lo decreciente de su vigencia. Pero otras podrían indagar a qué pueden apelar las nuevas camadas para torcer esa suerte que en la última década y media se ha tornado en lógica. Puede que a su manera Renzo Olivo esté empezando a descubrir la suya.

Olivo

Seguro que romper cercos como la primera rueda de un Grand Slam o un ATP 250 no vienen por arte de la inercia. Y mucho menos cuando ese major es Australia, aquel al que tantos claycourters no se acercarían en plena temporada de polvo.

Pero Renzo fue, y pasó una qualy más otra rueda del main. Decisión arriesgada que (como su coterráneo Marco Trungelliti) le dio frutos. Con ese riesgo saludable como combustible, entregó otra performance resonante para su corto antecedente de cuadros principales ATP y metió cuartos en Quito. Cayó con el inoxidable Víctor Estrella, muy ajustadamente, pero la señal de un llamativo progreso ya estaba encendida.

Olivo (1)

Es que para un, todavía lo suficientemente joven, representante ´92 el salto generacional no es cosa sencilla. “Tenía que ir adaptándome a las condiciones y en este partido terminé con un passing a la carrera que me deja con otra sensación más linda todavía, aunque el principio no fue bueno. Hubo un cambio, siempre me destaqué por ser aguerrido”, le confió a Le Tenisse post victoria a Facundo Bagnis, otro ascendente y reciente ganador de dos challengers. El detalle de salvar siete set points en el primer parcial puede que funcione como indicador.

El “backup mental”, el “estar frío de cabeza”, según lo admitió, está en practicar yoga y meditación. Lo que explica porqué, apenas terminado ese match frente a Bagnis, el rosarino se tomó su tiempo para salir de la cancha. Exento de apuros. Custodiado por un guardia hacia un pasillo extenso sin público, pero del que podía divisarse, entre las rendijas de los tablones, un chico de remera naranja flexionando, detenido, sus piernas. Con la mirada fija hacia el piso.

IMG_6622

Casi diez entrevistas tuvo que sortear Olivo tras esa primera rueda que lo vio vencedor. Sin contar una extensa rueda de prensa. Quien lo pudo escuchar atento, sabrá que brindó respuestas bastante variadas a cada uno de los medios requeridos. Profesionalidad alimentada por mente. Mente cultivada por una paciencia que sabe de lo que es bucear por una armonía durante años de futures y challengers. Esa otra zona, los benditos ATP, a la que Renzo Olivo está  listo puede que se esté abriendo paso.

Por Sebastián Capristo

Fotos del Argentina Open 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s