Efecto rebote

A priori, cuando Carlos Berlocq no figuraba en el elenco original del equipo argentino, nadie imaginaba que terminaría jugando 14 sets en tres días seguidos. El suplente de Horacio Zeballos, quien se bajó por una molestia en el isquiotibial, cumplió con lo que su estilo aguerrido, de puntos largos y batallas bien extendidas, promete. Fue vital en los dos puntos que Argentina consiguió ante una Italia, que enseguida se puso 2-0 arriba el viernes y terminó llevándose la serie en Parque Sarmiento el lunes gracias a tres sets de puro oficio por Fabio Fognini. Un boomerang de aquellos.

charly

Charly y la gran Hulk about to happen.

¿Por qué los tanos tuvieron el último winner de la serie para llevársela 3-2? Razón 1 es el fuerte soporte de las individualidades en Andreas Seppi y Paolo Lorenzi, ambos muy parejos y sólidos en cuanto golpe o estrategia intentaran sus rivales. Seppio reemplazó a Fognini -gastroenteritis- el primer día y detuvo a tiempo a un jugador siempre peligroso en clay: Charly. Razón 2: el oficio de un viejo lobo como Fogna, quien incluso en su conocida displicencia podía darse el lujo de hacer correr a Pella dando dos pasos. Siempre un subibaja, el mejor italiano de la actualidad dejó atrás el apático approach de los primeros dos sets perdidos y después aplicó golpes que dejaban parado a su oponente. Un revival de Mardel.

ita1

Locura en el festejo azzurro.

Parafraseando a Pinti, quedan los jugadores. La creencia de Berlocq, la alternancia de Mayer para protagonizar y acompañar con exacto compromiso, la entrega de Pella, de tremenda sinceridad en la ultima conferencia del finde, la banca de Schwartzman y, la comprensión de Orsanic en su rol mancomunado son todos elementos indispensables para el campeón de la Copa Davis 2016 que, de seguro, se repiten en muchos de los que no estuvieron. Que un resultado adverso lo potencie es tan importante como haber ganado la ensaladera.

El disfrute del sparring

Para todo integrante de un team la serie es una experiencia aparte. Más especial lo es para el colaborador de entrenamientos por lo nuevo del vivirlo desde adento. En este caso, no fue un junior, como habitualmente sucedía, sino para un contemporáneo que la viene luchando en los circuitos ascendentes: Federico Coria, máximo ganador argentino en 2016 de Futures.

fede2

El Giant y Fefo bailan al son de “se mueve para acá, para allá”. Linda banda sonora para una amistad que viene de juniors.

Gracias a las redes y su instantaneidad, pudimos observar detalles que, otrora, pasarían desapercibidos. Pero que edifican una motivación indespensable para, cuando se salga al court en un challenger a 1500km, lo haga con un plus de ganas.

fede

Los Coria, el día anterior al debut.

Muchas son las conexiones de Fefo con el equipo. Lo conocen de juveniles y, por supuesto, a su hermano Guillermo, quien pudo compartir esta vivencia con él en la semana. Ninguna más fuerte como la del nexo con Diego Schwartzman, viejo amigo suyo. Juntos alentaron sin parar a sus compañeros. Que sea una postal siguiente en el tour.

El contexto del tiempo

Que un campeón reinante pierda la posibilidad de la defensa a semanas de haber logrado su status, ¿qué dice del frenético calendario o periodicidad de la competencia? Tito Vázquez se encargó de analizar esta pregunta en un texto casi inmediato y planteaba su hipótesis con los excelentes regresos de Federer y Nadal en Australia tras meses inactivos. Antes, Andy Roddick ensayaba una idea similar.

Todos argumentos muy interesantes y válidos. Desde este lado, la comunicación, la posibilidad de las sedes neutrales no fue tan bien recibida por otras dos preocupaciones: si la Copa se extiende en períodos, ¿se conservará el interés de la misma manera que si es anual?. Y, en tiempos absolutamente inaccesibles para viajar por los elevados costos, ¿cuántos poquísimos medios nacionales podrán seguir cubriéndola?

Organización, el derredor y otros desmanes del montón

Si bien hubo aciertos en la planificación del evento -no se divisaron trapitos en las inmediaciones y la Copa estuvo accesible para tomarse la ansiada foto con ella en los stands-, el desmán del lunes cuando -aprovechando la entrada libre y gratuita- un grupo de personas entró de prepo por el centro del Parque -justo en el medio de muro de maderas que dividió en dos al sitio- dejó un sinsabor sustancial y mostró los límites de realizar una Davis fuera de un estadio fijo y no itinerante.

img_20170205_113606659_hdr

La lluvia interrumpió por lapsos de horas la acción. Y en un predio sin techos ni sombrillas para el público, los refugios del agua iban desde tribunas auxiliares hasta árboles y stands.

Es cierto, el interés por ver al equipo campeón de la competencia, incluso si no contaba con el 50% de la formación original, era un atractivo muy jugoso como para dejar pasar. Más considerando los elevados precios de las entradas. 15 cuadras de fila-bien podrían ser más, los cálculos fueron a ojo- lo graficaron. Uno no puede evitar pensar entonces por qué ese ávido público no responde con similar entusiasmo cuando sí se realizan torneos gratuitos como nacionales, futures o interclubes.

Ahí viene el rol paradigmático -bienvenido- que la AAT puede tener y se encargó de aclarar en una reunión con periodistas y presidentes de federaciones el sábado: no depender exclusivamente de una fuente y comercializar al tenis más integralmente. No prescindir de la Davis, obviamente, pero unirla a la cuestión junior y otras inexploradas.

No se dieron demasiados detalles sobre quién lo hará o cómo, excepto que se terminó el contrato con el anterior brazo comercial de antes de fines de 2018, como el ente quería, y ahora se buscará publicitar sus activos de otra manera. Suena ambicioso, hace rato de varios espacios insistimos en hacer más inclusiva la imagen del tenis: por ejemplo, aprovechar a las jóvenes figuras femeninas que vayan surgiendo, y que históricamente son relegadas a meros roles secundarios o nichos. Ojalá se cumpla. Los medios bien podrían seguir esa noción.

Septiembre a armar

Argentina vuelve a encontrarse con la misión que había enfrentado en Sunrise, en 2014: evitar el descenso. Falta para saber quién será ese escollo en siete meses. Hay tiempo, bastante, a diferencia del de noviembre a este febrero, para armar el equipo y responder a los llamados de atención que ex jugadores de elencos pasados hicieron públicos en estos días en sus redes, si se es local de nuevo.

dav

Orsanic, el equipo y el estadio entero aplauden a Pella tras la derrota. “Nos respetamos mucho y nos aceptamos tal cual somos. Perdimos la serie, pero ganamos en muchos sentidos. No estamos contentos con el resultado deportivo, pero si con el grupo”, sintetizó el capitán.

Lo figurativo, de cualquier forma, es el efecto rebote de circunstancias que el tenis exhibe. De gozar de la cima a pelearla por la permanencia, hay días de diferencia. Literalmente.

Textos y fotos por Sebastián Capristo

Fotos y videos de nuestra cobertura en Facebook e Instagram

Resultados completos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s