Vivito y padeleando

Dos instantáneas. Fernando Belasteguín bromea en un salón exclusivo para los mano a mano con la prensa tras la, fácil, quinta o sexta entrevista: “Imposible hacer siesta hoy”.

Al rato, no menos de dos horas después, camina, siempre sonriente, por los pasillos de un club porteño, donde lo esperan el dueño del torneo, socios de la mencionada casa deportiva, más figuras colegas y hasta políticos para un efusivo ProAm. No sin antes, responder a otra oleada de interviús, todas televisivas. Todas pasando los 20 minutos de duración. E incluso alguna ao vivo.

Bela

La sonrisa del iluminado Bela durante el ProAm.

No parece que esa parsimoniosa estela sea la de un número uno del mundo por 15 años. Todavía agradecido de lo que su estirpe despierta. Pero lo es. Y ni una queja por el trajín exportado desde la conferencia de presentación oficial del torneo, bien temprano en la mañana de un lunes héctico, emana de su tonada amigable.

Puede que, en parte, Bela divise un rol muchísimo más relevante que la admiración de sus laureles, aquellos que religiosamente disfrutará cuando llegue un retiro que ve aun lejano, según dice, a los 38. Lo importante ahora es disfrutar y sumar. Los grandes saben que su legado se alimenta de percibir al deporte antes que a ellos. Eso garantiza que la humildad sea el combustible de la trascendencia.

Estadio

El estadio central, nutrido, como toda la semana.

Federer piensa así. Rafa también. Justamente el español, como admitió en la presser, es su espejo. El trabajo como método. Como el vehículo de un chiquito de Pehuajó que esperaba paciente para entrar como suplente para jugar con los grandes si uno faltaba, se lesionaba, o descansaba.

Proyección de una identidad, la postura receptiva y respetuosa de Bela traduce a la perfección la de un campo, el del pádel, ávido de repensarse en un momento que sabe suyo. Todos los actores confluyen.  Ex campeones del mundo como Bebe Auguste, en tanto mente impulsora del World Padel Tour, y Cecilia Baccigalupo, una luz de persona que junto a su fundación anima el Kid´s Day. Los históricos hermanos marplatenses Mazzuchi, Facundo desde la organización y Virginia, presentes. Los jugadores, los experimentados como Cristian Gutiérrez y Miguel Lamperti, quien figura en el póster de los portones del evento, y los ascendentes -Franco Stupaczuk, Fede Chingotto, entre otros-confirman/buscan su lugar en ese mundillo. El contendiente de la cúspide no se queda atrás: Sanyo Gutiérrez y su gesto alegre y símil japonés también agradecen la repercusión de una disciplina in crescendo, dispuesto a todo momento a hablar con cuanto periodista lo requiera.

Sanyo, el contender del galáctico Bela.

Venir de un field que puede dar por sentado cuánto importa en el mapa polideportivo, como el tenis, ayuda a desentrañar cómo el pádel está trabajando por cimentar una celebridad de bases fuertes.

En esa ecuación, Argentina es la star de materia prima mientras que España, con su obvio poderío económico frente a esta región, “banca los trapos organizativos y patrocinantes”. Así es el corazón iberoamericano de este dispositivo de voluntades que pugnan por un crecimiento en común.

limabela

Lima y Bela, los champs.

Provista de una masividad de génesis todavía familiar, el ambiente del pádel se encuentra en el vértice de dos épocas. La de dejar atrás la idea de que había muerto y la de la renovación de su noticiabilidad creciente como premisa.

Si una percepción persistió del Master que se celebró en Baires, fue que esa cofradía no se conforma con el carácter meramente interpersonal de quienes lo jugaron y construyeron competitivamente. La idea es convertirse, de forma completa, en el boom comercial otrora no explotado. En otras palabras, retomar, en tiempos de redes y otras yerbas difusoras, la certeza de que puede y debe ser un deporte de altísimo alcance.

Por Sebastián Capristo

Agradecimientos: Sole Giménez, Marcos Zugasti, Ariel Blanco y Eugenio Martínez Ruhl, cuyo último párrafo de nota resume bastante de lo que quise decir en este ensayo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s